Home/Blog/Enfermedades de los ojos

Enfermedades de los ojos

Cuantas veces nos referimos a situaciones utilizando expresiones como: “no puedo tener los ojos en todo”, “cuesta un ojo de la cara”, “como no lo ves, si salta a la vista”, “esto lo hago con los ojos cerrados”; todo este lenguaje va programando creencias en nuestro cerebro inconsciente que puede repercutir en nuestra visión.

El ojo es el órgano de la visión. Los ojos captan información proveniente de fuentes de luz o de objetos que la reflejan.

Los ojos representan la capacidad de ver, por lo tanto, cuando tengo algún problema en ellos significa que hay algo que no quiero ver, o que vi y no debía, ya sea en nuestra vida actual o derivado de alguna situación de tipo transgeneracional.

Hay muchas enfermedades de los ojos, todas se originan de diferentes conflictos, pero en general el conflicto central es no poder atrapar el “bocado” visual. Es decir, no poder ver lo que se quiere ver, o estar viendo algo que no se quiere ver. En los conflictos oftálmicos es importante la lateralidad biológica del paciente, hay diferentes variantes si es ojo derecho y ojo izquierdo, por lo tanto, al descodificar se tendrá que tomar en cuenta la lateralidad para ser preciso y certero en la ubicación del conflicto.

Ante cualquier enfermedad de los ojos hay que preguntarse ¿Qué es lo que no quiero ver? ¿si pudiera ver bien, qué vería que ahora no veo? ¿Qué tengo ganas de ver que no he visto? ¿Qué vi que no debía de ver?

El ojo derecho representa el reconocimiento, la comparación de los rostros, es el ojo afectivo. Tiene relación con los hijos, seres queridos, amigos, con la propia identidad.

El ojo izquierdo tiene que ver con el reconocimiento topográfico, dirige el movimiento y observa a los enemigos, es el ojo de la defensa del peligro.

Cuando hay un problema oftálmico hay que revisar que conflicto emocional estoy viviendo, el sentido biológico sería no tener la capacidad de ver con claridad, puede ser algo en el pasado, el presente o el futuro.

Para liberar esta situación y sanar, debo aceptar la vida tal como es y tomar consciencia que por mucho que me niegue a ver las cosas no van a cambiar nada.

Algunos conflictos específicos de los ojos pueden ser:

– Ojeras: conflicto de haber sido agarrado “con las manos en la masa”, puede ser transgeneracional. “No quiero que vean que yo veo”.

– Obstrucción del canal lacrimal: “¿A quién no pude llorar?”

– Ojos irritados: “Desearía no ver esta situación que me irrita”.

– Miopía: El adulto que permanece niño y no quiere ver más allá de sus narices. Miedo aprensivo de cerca.

– Astigmatismo: “Admiro y detesto al mismo tiempo”, “No quiero ver la realidad tal cual es”.

– Orzuelo o perrilla: Conflicto de mancha, algo que no se quería ver pero al final se vio. “He visto algo sucio”.

– Conjuntivitis: “Rápido, no pueden ver este engaño”, conflicto de separación, el no poder soportar lo que vemos. Párpado inferior: la madre, párpado superior: el padre.

– Hipermetropía: “Hay que detectar el peligro cuando está lejos, antes de que se acerque”, “¿Qué será de nosotros en el futuro?”.

– Estrabismo: Divergente- el depredador puede aparecer por cualquier lado, debo tener una vista panorámica. Convergente- el depredador está muy cerca y debo vigilarlo a todo momento, con una focalización máxima.

Hay muchas más enfermedades de los ojos, pero lo importante es que estés muy consciente que nada cambiara en tu vida si no quieres ver lo que está causando los conflictos. Se dice que los ojos son el espejo del alma, así que si tienes una dificultad con tus ojos, sería importante que hagas un análisis y replantees tu vida.

Esta es una guía general, para conocer más o desprogramar conflictos y llevar a cabo una terapia, no dudes en comunicarte. Lic. Laura Sánchez cel. 4442080453 (whatsapp)

By | 2017-11-06T12:31:03+00:00 noviembre 8th, 2017|Blog|0 comentarios

Deja un comentario