Home/Blog/Nuestra actitud frente a los conflictos

Nuestra actitud frente a los conflictos

Cuando se presenta en nuestra vida una enfermedad, siempre va a ir ligada a un conflicto emocional no resuelto, vivido ya sea poco antes de que se presente la enfermedad, o tiempo atrás, inclusive puede ser que se haya gestado en las generaciones anteriores.

Para curarnos es indispensable cambiar nuestro punto de vista sobre el conflicto, es decir, darle otra interpretación, abordarlo a partir de un paradigma diferente.

Sabemos que la clave de nuestras enfermedades, de su sanación y de nuestro estado de salud en general está relacionado íntimamente por cómo interpretamos el mundo en que vivimos.

Las vivencias están relacionadas con las definiciones interiores y creencias que se forman a partir de acontecimientos que acontecen a nuestro alrededor.

¿De qué manera vamos a cambiar nuestro enfoque? ¿De qué manera cambiamos nuestros paradigmas? De hecho, lo podemos hacer bajo el lente del amor, el amor que cura todo, que lleva a perdonar y a deslindar responsabilidad de los otros en nuestras acciones.

Es así como llega la curación porque simplemente está siempre en la puerta esperando a que pasen a buscarla.

Todos vivimos a diario situaciones que nos molestan, incomodas y que por “tener que” hacerlas, nos vamos adaptando y resignando a que sucedan.

Un ejemplo es el trabajar para sobrevivir en algo que no estamos cómodos. Si no nos gusta nuestro trabajo vamos a trabajar por obligación, sin realmente disfrutarlo, estaríamos en un plano de mera supervivencia.

El hacer un trabajo que no nos gusta suele hacerse muy difícil, nuestro cerebro va a aumentar la secreción de endorfinas dándonos una sensación de placer. Es un engaño de nuestro cerebro para hacernos creer que estamos contentos y hacer la vida soportable.

Hay quien suele pasarse la vida en un engaño, generado por ellos mismos.

Entonces para cambiar de paradigma hay que hacerse estas preguntas: ¿Cuál es la razón por la cual yo hago esto?, ¿Me gusta realmente lo que estoy haciendo? ¿Me aporta algo a mi vida?, ¿Disfruto realmente lo que hago?

La única manera de salir del hoyo del engaño es ser sincero y auténtico con uno mismo, aceptar las cosas tal cual son y transformarlas.

Entonces, si tomamos consciencia de que no nos gusta el trabajo que desempeñamos, tenemos dos opciones: elegimos cambiar de trabajo o seguimos haciéndolo si es que no sabemos hacer otra cosa, solo que ahora podemos aprender a hacerlo bajo otro paradigma, bajo otra óptica.

La única cosa que hace la diferencia es el amor. Podemos aprender a poner amor y aceptación consciente en todas las cosas que hagamos en la vida.

En este proceso de sanar, necesitamos comprender la lógica biológica de la enfermedad o el síntoma, considerando que la enfermedad es la respuesta a la verdad del paciente y no de la realidad. Es decir el cerebro toma en cuenta solo lo que la realidad representa para el paciente. El cerebro biológico no conoce de mentiras.

Sería encontrar lo que no decimos pero se queda “flotando en el aire”. El tomar consciencia de esa información que se queda flotando es suficiente en la mayoría de los casos para sanar. Pero debe ser no de manera intelectual, es decir, no quedarnos en la mera comprensión intelectual de las cosas. Eso no cambia nada de programas biológicos.

El verdadero cambio y la real toma de consciencia se realiza cuando se comprende a nivel celular, se siente como un descubrimiento de algo nuevo, como cuando nos “cae un veinte”, se siente una emoción pocas veces controlable.

Para generar un cambio tenemos que poner las palabras adecuadas en nuestro cerebro: “me voy a salir de este trabajo y voy a trabajar haciendo “esto otro” que me gusta mucho y con esto gano mucho dinero”, que no es lo mismo que: “voy a “hacer esto otro” a ver si algún día puedo ganar mucho dinero con esto”.

Si tu frase no es concreta el cerebro no la procesa, si es una determinación en cambio, tu cerebro desencadenará todos los procesos necesarios para que se cumpla, porque ya la considera como una realidad.

Si quieres aprender a plantear tus frases de manera concreta y correcta, no dudes en comunicarte conmigo.

Esta es una guía general, para conocer más o desprogramar conflictos y llevar a cabo una terapia, no dudes en comunicarte. Lic. Laura Sánchez cel. 4442080453 (whatsapp)

 

By | 2018-03-08T20:49:24+00:00 marzo 14th, 2018|Blog|0 comentarios

Deja un comentario